euskera

Aralar

San Miguel de Aralar

El corazón histórico y legendario de la sierra de Aralar se encuentra en la impresionante balconada que precede a la cima del monte Artxueta.
Allí, desde hace más de mil años, se levanta un templo románico austero, robusto, que invita como ningún otro de su tiempo al recogimiento. En una de sus paredes, como un susurro, hay quien llega a escuchar la respiración del dragón caído, aquel que San Miguel derrotó para salvar de una muerte segura a Teodosio de Goñi, una leyenda íntimamente ligada al acervo espiritual de los navarros.
Además, dos tesoros centellean relucientes y bien protegidos por las pétreas paredes del santuario: la imagen de San Miguel de Aralar, a la que tantos pueblos esperan con fervor cada año, y el retablo románico, considerado como una de las obras cumbre de la esmaltería europea. Elementos más que suficientes para convertir San Miguel de Aralar en un lugar mágico, en el que tanto pesa el increíble escenario natural que le rodea como la huella imperecedera que el hombre ha sabido dejar en él.

Descárgate la carpeta completa para realizar tu gymkhana autoguiada en San Miguel de Aralar